Subvención 2020 para ciclomotores eléctricos en el País Vasco

Aprovecha los últimos meses de 2020 para la subvención de tu ciclomotor eléctrico.

2020 ha traído consigo una pandemia mundial que nos ha obligado a adaptarnos a nuevas alternativas de movilidad. El mercado de motos eléctricas ha aumentado mundialmente debido a las necesidades de la sociedad
(un 3,2% según ANESDOR).

Si estás listo para la transición a un ciclomotor eléctrico, que sepas que estás de suerte, porque el Gobierno Vasco lanzó a principios de año una serie de ayudas.

¡Pero date prisa! estas subvenciones terminan el 17 de enero 2021.


Si eres un
particular o una empresa privada, a través de las nuevas ayudas que ha lanzado el Gobierno Vasco puedes hacerte con una de ellas. Estas ayudas te pueden asignar un 20% del valor del ciclomotor, que es un máximo de 750€.

Vigente hasta el 17 de enero de 2021, esta tramitación se realizará de manera telemática en la página del Ente Vasco de la energía. En dicha página se recogen las dudas y pasos a seguir.

¿Qué requisitos debe tener el producto para solicitar la ayuda?

  1. Que se trate de un ciclomotor de dos ruedas
  2. Con una velocidad máxima de 45 km/h
  3. Una cilindrada máxima de 50cm3 
  4. Una potencia máxima de 4kW
  5. Que la densidad energética de la batería sea mayor de 100 Wh/kg. Se sobreentiende que si la batería está compuesta por iones de litio (Li) se cumple la condición. 

¿Qué documentos necesito?

  1. Copia del DNI del beneficiario
  2. Certificado bancario de la cuenta IBAN, de la que el solicitante tendrá que ser titular
  3. Certificado actualizado de los pagos a la Hacienda Foral
  4. Si se da el caso, una copia de resoluciones positivas de otorgamiento de otras ayudas concedidas por otros organismos a fecha de solicitud
  5. Un documento que contenga las especificaciones técnicas de la moto, de acuerdo a las exigencias de la subvención; la documentación técnica Medida
  6. Fotocopia del contrato de compra-venta detallado o factura proforma

¿Qué no cubre la subvención?

  1. El I.V.A
  2. La compra de motos usadas o arrendamientos por renting de vehículos usados
  3. Mantenimiento de equipos e instalaciones
  4. Equipos ofimáticos como impresoras o servidores
  5. Estudios de mercado, de viabilidad o análisis
  6. Costes que no se identifiquen con el logro de objetivos energéticos

¿Tienes más preguntas?

¡Ponte en contacto con nosotros!