La revolución eléctrica llega a la moto de reparto 

La moto de delivery es una necesidad a la que se están enfrentando muchos tipos de negocio. 


El fenómeno de la comida a domicilio ha surgido con algunas startups (empresas innovadoras) que han puesto de moda pedir comida online y que te la entreguen en casa.  Una tendencia de comida a domicilio que es habitual en grandes ciudades de España pero que gracias al coronavirus se ha expandido de forma exponencial a casi cada ciudad de todo el territorio.

Antes de seguir profundizando en el asunto deberíamos tener dos cosas en mente. 

La primera, es que muchas de las plataformas de entrega de comida en casa nos liberan de muchos problemas y preocupaciones. 

Pero también los porcentajes de las plataformas de entrega de comida son francamente altos (30-40% de cada pedido), pueden escoger posicionar tu negocio dentro de la plataforma el primero o el último, y no controlamos la atención al cliente o las quejas relacionadas a cómo se ha entregado la comida (frío, falta algo, han tardado, etc…), todos factores que afectan a la atención al cliente y la marca de tú negocio. 

Escoger si apostamos por incluir nuestro negocio en una u otra plataforma es asunto de cada uno. Nosotros venimos a enseñar que es posible hacer la entrega de comida con motos de reparto propia es más posible que nunca con las alternativas eléctricas. 

¿Pero qué deberíamos tener en cuenta a la hora de comparar una moto de reparto?

Lo fundamental es que la moto eléctrica esté preparada para repartos. Es decir, que no sea necesario crear estructuras o soldar para incorporar una caja de repartos. Porque puede ser que la moto no haya sido diseñada para el reparto, por lo tanto no rendirá de igual forma que una que sí ha sido diseñada para el reparto. Podemos hacernos preguntas cómo, ¿es fácil añadirle un baúl? ¿Puede añadir diferentes tamaños de báules? ¿La empresa tiene ejemplos de otras flotas de su moto que están entregando comida?

Ventaja de una moto eléctrica para reparto y entregas

La posibilidad de llevar dos baterías al mismo tiempo y duplicar la autonomía del vehículo eléctrico. En el delivery lo que prima siempre es la experiencia del usuario y la posibilidad de entregar la comida cumpliendo con los estándares de tiempo de cada empresa. Tener más autonomía significa hacer más entregas, y como resultado el negocio tendrá mayor facturación.

La carga rápida. Tener un vehículo que cada batería tarda de 6 -8 horas para recargarse puede suponer un enorme dolor de cabeza. Poder contar con la carga rápida puede resultar vital para que el comercio no tenga que parar nunca sus entregas o en medio de un turno porque el vehículo no tiene batería. La carga rápida suele rondar entorno a 3-4 horas (la mitad de tiempo). 

Facilidad para el mantenimiento. Una moto de reparto que sea compacta y que si por casualidad un repartidor tiene un choque o caída no tenga que pasar varios días en el taller. ¡Porque sabemos que una moto de reparto parada es dinero perdido para la empresa!

Posventa. Contar con una marca que tenga o cuente a su vez con una red de talleres que pueda responder de forma rápida a cualquier avería o problema.  

En definitiva el delivery tiene un principal objetivo; responder a la demanda de los clientes que piden comida a casa y que ésta llegue rápido y caliente a los respectivos domicilios.

Desde el Covid hasta la revolución del comercio online, todo nos ha llevado a cambiar nuestra forma de comprar ¡comida online! 

Motos eléctricas y lluvia, ¿son compatibles? 

Por supuesto que son compatibles. Las motos eléctricas como cualquier otro vehículo pueden ser utilizadas bajo la lluvia por particulares y/o negocios. Es un mito o un miedo que suelen tener muchas personas por tratarse de una moto eléctrica pero es ¡un gran mito!

Qué más hay que tener en cuenta a la hora de comprar una moto para reparto

A la hora de comprar una moto eléctrica para reparto es muy importante tener varias características en cuenta. No todas las motos eléctricas son válidas para este tipo de servicios. 

En una moto de reparto lo más importante es que los productos lleguen en buen estado. Para ello, otro de los factores a tener en cuenta en una buena moto de reparto es la adaptabilidad. Es muy importante que el modelo de moto sea amoldable para poder encajar baúles de diferentes tamaños. 

La capacidad de las pilas de una batería. Y el ciclo de vida de una batería. Es decir, cuántas veces la puedo cargar antes de que comience a perder su capacidad (como un móvil, que a partir de un momento aunque lo carguemos ocho horas su batería durará cada vez menos). Es habitual y lo experimentamos con muchos otros productos de nuestro día a día. Debemos escoger aquella que pueda ofrecernos mayor ciclo de vida para garantizar una mayor vida útil en pleno rendimiento de nuestra moto eléctrica. Podemos encontrar está información en las fichas técnicas. Y el cálculo de la capacidad de las pilas lo podemos hacer de la siguiente forma, multiplicando los Voltios por los Amperios. Vamos a poner dos ejemplos:

Multiplica los amperios hora (Ah) por los voltios (V). Esto te dará la capacidad total del pack de batería en Wh-Watt-hora (Wh = Ah x Voltios). 

Aquí tienes un ejemplo para que puedas entenderlo mejor:

La primera tiene una capacidad de batería de 26Ah y 60V, lo que nos da 1560Wh o 1,56Kwh. (26Ah x 60V = 1560Wh). Esto equivale a unos 55-65 km dependiendo de las variables mencionadas antes.

La segunda tiene una batería de 20Ah y 60V, lo que suponen 1200Wh (20Ah x 60V = 1200Wh)

Con este sencillo cálculo, sabremos objetivamente que la primera tiene mayor capacidad, independientemente de lo que prometa el fabricante.

El motor. La potencia del motor nos dirá si una moto es apta para estar transitando todos los días por diferentes topografías, inclinaciones, cuentas o desniveles. Una potencia de motor baja no podrá subir cuestas o llevar peso de forma competitiva y ágil. Pero debemos asegurarnos de que la comunicación entre el motor, la batería y el controlador sea eficaz. Es decir, que a medida que la batería baje la velocidad no se reduzca con ella. 

¿Cuánto puedo ahorrar con una moto eléctrica de reparto?

Anteriormente, hemos hablado sobre la importancia de elegir bien una moto eléctrica para reparto, pero no son los únicos factores que pueden beneficiar un buen servicio de delivery. Moto eléctrica y ahorro van de la mano. Muchas empresas siguen pensando que la moto de gasolina es la opción más económica pero están confundidos y venimos a demostrarlo. 

Es verdad, que como primera inversión, comprar una moto de gasolina sale más barato que comprar una eléctrica. Pero, ¿te has parado a pensar todo lo que supone mantener una moto de gasolina? Seguro, revisiones, cambio de aceite, averías, transmisión… y así podría seguir con una larga lista de costes adicionales que supone una moto convencional. Los gastos de una moto eléctrica son mucho más bajos por lo que finalmente se recupera la inversión del principio.

Una moto eléctrica vs Moto de gasolina

Piensa en una empresa de delivery, con una gran cantidad de motos con las que garantizan su servicio a sus clientes. Según los datos de la anterior imagen, un repartidor a jornada completa, en 1 año podría recuperar la inversión inicial. Imagina todo lo que podrían ahorrar si dieran el paso y se unieran a la movilidad eléctrica. Para facilitaros los cálculos, aquí tenéis una comparación de este mismo año 2022, entre una moto de gasolina y una moto eléctrica de Vostok.  No solo eso, sino que con el ahorro en una primera flota de 5 motos, ¡es posible comprar otras 5 en el segundo año! 



Ventajas de la moto eléctrica de reparto 

Las ventajas de una moto eléctrica son más que evidentes, y las empresas que utilizan motos de reparto deberían plantearse dar el salto a la movilidad eléctrica. ¡Es el futuro! Para animarte al cambio, a continuación te mostramos un pequeño resumen de las ventajas más relevantes de las motos eléctricas asociadas a la moto de reparto.

»Prueba la Vostok E7 Plus «

»Prueba la Vostok E7 Plus «